Llámanos: 600 899 0000
Menú Principal

Lanzan primera red de emprendedores e inversionistas en Biobío

1
21 de junio de 2016

Lanzan primera red de emprendedores e inversionistas en Biobío

La iniciativa busca que emprendedores aprendan cómo levantar capital y adicionalmente, captará inversionistas interesados en financiar ideas en etapa temprana. El programa del Comité Desarrollo Productivo Biobío es realizado junto a Dadneos con el apoyo de Incuba Udec y otros patrocinadores.

El temido valle de la muerte es conocido en el mundo del emprendimiento como aquel momento en que la idea agota su fuente de recursos y fallece en su intento de consolidación.

Superarlo implica muchos factores donde el levantar capital y apalancar recursos frescos es clave para dicha tarea. Es por ello que a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional, el Comité Desarrollo Productivo Biobío implementará una inédita red de emprendedores e inversionistas denominada “Alas Biobío”, programa que busca generar una cultura de inversión ángel informada donde tanto creativos como empresarios desarrollen competencias de colaboración.

Juan Mardones, Director Ejecutivo del Comité Desarrollo Productivo Biobío indicó que “hemos detectado que en una etapa posterior al apoyo inicial de las instituciones de fomento, existe una necesidad imperiosa de desarrollo empresarial, donde se requieren ayudas que no están disponibles en nuestras líneas de acción ni en la inversión privada”.

Bajo este contexto, aparece la búsqueda y la importancia de los inversionistas ángeles. “La articulación de un trabajo conjunto puede generar que estos capitales acompañen el proceso de escalamiento de la empresa y del proyecto para hacerlo sustentable en el largo plazo, dándole continuidad a las buenas ideas desarrolladas en la región del Biobío”, agrega Mardones.

La iniciativa será ejecutada por la empresa Dadneos, gestora profesional de inversiones en etapas tempranas. Su CEO y además Director de Alas Biobío, Sebastián Ibáñez, explica que para emprendedores “el proyecto considera una preselección de proyectos que comienza hoy, luego hay una etapa de formación enfocada en el tema del levantamiento de capital y una asesoría uno a uno, para finalizar con la selección de las cinco mejores ideas que buscarán financiamiento”.

En cuanto a inversionistas, se espera contactar y sensibilizar a más de 200 ejecutivos y empresarios regionales para constituir el primer fondo regional dedicado 100% a startups, “habrá eventos de atracción para contarles los beneficios de la inversión ángel, que concluye con un taller de Angel Labs, el programa de educación más importante del mundo para inversores y que aterrizará en Concepción”, indica Ibáñez.

Llamado a emprendedores

La convocatoria comenzó con un llamado a los emprendedores a presentar sus proyectos a través de la web www.alasbiobio.com, que pueden ser postulados hasta el 15 de julio.

Las iniciativas pueden ser llevadas a cabo con el apoyo de los patrocinadores locales. Beatriz Millán, Directora Ejecutiva de Incuba Udec, destaca que “nuestro rol es trabajar con emprendedores que ya tienen algun financiamiento, un semilla o el desarrollo de un prototipo, y que ahora requieren saber cómo levantar capital a través de una inversión privada donde un fondo ángel es clave para su crecimiento”.

El programa está enfocado a emprendimientos dinámicos de base tecnológica en etapa temprana. Los interesados deben tener la empresa ya constituida y tener al menos un miembro con dedicación completa al proyecto. Se consideran proyectos científicos, digitales o incluso sociales que solucionen un problema a través de tecnología.

Los emprendedores valoraron esta iniciativa, destacando que una piedra de tope constante es la captación de mayor financiamiento. “Sin importar el resultado de si somos seleccionados o no, lo clave es ver en qué etapa estamos como negocio y ver cómo podemos escalar y contactar con inversionistas”, resaltó Mimi Cavalerie.

En tanto, para Pablo Palma, “esta convocatoria es súper interesante porque aborda justamente donde las ideas mueren. Si no hay una iniciativa más allá de los capitales entregados por el Estado, los inversionistas tienen que dar la mano para que los proyectos empiecen a funcionar o expandirse”, indica Palma.