Llámanos: 600 899 0000
Menú Principal

En Biobío se lanzó quinto Centro de Extensionismo Tecnológico del país

16 de mayo de 2016

En Biobío se lanzó quinto Centro de Extensionismo Tecnológico del país

El nuevo Centro de la Universidad de Concepción tiene por objetivo que pymes locales se conecten con centros especializados para identificar, acceder y adaptar tecnología del exterior. Con un 70% de avance, el CET-UdeC comenzará a funcionar en julio de este año.

El Centro de Extensionismo Tecnológico en Manufactura, CET-UdeC, es una plataforma que desde la Universidad de Concepción, apoyará a las pymes regionales a mejorar significativamente su productividad a través de la incorporación de tecnología y nuevos mecanismos de coordinación en manufactura.

“Tiene como objetivo otorgar a las pymes asesoría en aspectos muy importantes como son colocar a su disposición un mayor conocimiento para sus procesos su desarrollo tecnológico, para modernizar y acompañar”, señaló Sergio Lanchy, Rector de la Universidad de Concepción.

Según José Antonio Carrasco, Director Ejecutivo CET-UdeC, “este centro operará con un enfoque práctico, en el cual la universidad sale a terreno e identifica brechas individuales por empresa, con profesionales de amplia experiencia en empresas y redes para acceder a tecnología probada”.

Corfo financió este centro con un monto de $852.700.000 por 3 años con miras a impulsar la innovación productiva. Sergio Arevana, Subdirector de Innovación de la Estatal señaló que “si uno mira la experiencia internacional en aquellos países con aumento significativo de productividad, se han hecho trabajos similares a éste. Una de las formas de desarrollar las pymes de la región es adoptar las tecnologías que existen a nivel mundial en este ámbito y el CET lo que busca es justamente eso”, indicó.

Agregó que “esperamos que al tercer año el centro ya sea autosustentable y podamos tener algunos resultados en términos de aumento de productividad. Luego el Comité de Desarrollo Productivo Biobío tendrá una batería de instrumentos que les va a permitir acceder a financiamiento para seguir desarrollando innovaciones, eso va a estar de manera permanente, más ahora con la descentralización”.

Este centro no operará sólo, sino que lo hará con tres instituciones asociadas al proyecto: Asexma Biobío, PymeMad y Georgia Institute of Technology de Estados Unidos. Su Director, presente en el lanzamiento oficial del centro, David Bridges, explicó que este instituto trabaja en Asia, Europa y en Latinoamérica, en Puerto Rico, Panamá y Colombia.

“Chile es muy importante para la región porque todos en Latinoamérica dicen: si Chile lo está haciendo, nosotros también lo haremos, entonces estamos muy orgullosos de estar aquí”, manifestó Bridges quien agregó que la clave de su modelo es saber cómo ayudar a las compañías a reducir sus costos y aumentar la productividad, sobre todo individualmente.

En julio parte CET-UdeC

El nuevo centro que ya presenta un 70% de avance en sus obras, comenzará a funcionar en julio de este año al interior del campus de la Universidad de Concepción, a un costado de la Biblioteca de la casa de estudios.

El mercado objetivo de los servicios del Centro será, inicialmente, la empresa manufacturera de los sectores agroindustrias y construcción, que serán abordados paulatinamente en función de las capacidades de absorción tecnológica en las empresas, apuntando al impacto productivo y el desarrollo de la innovación.

“Este centro se enmarca dentro del cumplimiento de la medida 30 de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento (PIC) de la Presidenta Michelle Bachelet, coincidente con el Año de la Productividad donde buscamos diversificar la matriz productiva de las pymes, y qué mejor que hacerlo a través de una alianza público-privada”, señaló Iván Valenzuela, Seremi de Economía.

El CET-UdeC es el último de los cinco centros de este tipo impulsados por Corfo. Además del de Manufactura en Biobío, ya están en marcha los Centros de Extensionismo Tecnológico Turístico en Santiago, Frutícola en San Fernando y Minero en Antofagasta y Santiago, todos con un financiamiento total de Corfo de más de $4.500 millones.